Los colores del SEO

Los colores del SEO

Del Black hat  SEO al Grey hat SEO

Cuenta la leyenda que años atrás algunas páginas de dudosa moralidad llenaban sus fondos con las principales palabras clave de su sector con el objetivo de aparecer las primeras en las búsquedas.

El texto oculto fue en su día uno de los recursos del black hat más explotados por los primeros SEO, pero actualmente resulta casi imposible encontrar ejemplos de esta técnica ya que Google los penaliza muy seriamente mermando la visibilidad de los sites responsables o condenándolos temporalmente hasta los confines del SERP.

Una de las labores en auge últimamente es la auditoría para la detección de estas penalizaciones y por supuesto la restauración posterior de la antigua posición en el buscador.

Los castigos de Google

Las técnicas de posicionamiento cubren sus acciones bajo dos sombreros, uno blanco y otro negro. Las técnicas o herramientas empleadas para hacer black hat SEO engloban acciones que buscan mejorar el posicionamiento de una site  rápidamente y con técnicas poco éticas.

Bajar puestos en el buscador o incluso borrar a una marca del índice del buscador, son algunas de las consecuencias pero otros castigos “no tan duros” pasan por penalizaciones  950 o sandbox. En el primer caso el buscador americano atrasa a la web infractora  950 posiciones –de ahí su nombre- hacia abajo en los resultados de búsqueda. No desaparece del todo, pero casi porque nadie consulta más allá de la primera página de los resultados de búsqueda.

La penalización sandbox por su parte consiste en un exilio temporal -de meses- hasta las últimas posiciones  para las páginas que, aunque son de creación muy reciente, parecen estar  excesivamente bien posicionadas. Además, Google también reduce el Page Rank o prestigio web de dicho site.

Casi el 50% de las páginas o comercios online ignoran que padecen o podrían padecer algunas de estas penalizaciones  en parte por las nueva tendencia que combinan todo lo bueno del White hat SEO con los trucos del Black hat en una mezcla que los asistentes al SEO Plus Congress  celebrado el pasado julio en Alicante, han denominado Grey hat SEO.

Herramientas como Metricspot o Woorank nos ayudan a determinar el estado general de un site, pero sólo una auditoría a fondo encauzará la estrategia SEO de una marca y destapará los errores a corregir para optimizar el posicionamiento.